Seguros de Información Virtual o Ciberseguros

Un ciber seguro es aquel que posee coberturas frente a ciber riesgos (malware, web defacement, DDos, etc.). La perdida de los activos de información, ya sea por un accidente fortuito (causas naturales, errores humanos…) o por un ataque intencionado, es una preocupación creciente para las empresas. Toda actividad tiene riesgos tanto en el mundo real como el en virtual.

 

CARACTERÍSTICAS

Un ciber seguro es aquel que posee coberturas frente a ciber riesgos (malware, web defacement, DDos, etc.). La perdida de los activos de información, ya sea por un accidente fortuito (causas naturales, errores humanos…) o por un ataque intencionado, es una preocupación creciente para las empresas. Toda actividad tiene riesgos tanto en el mundo real como el en virtual.

Las consecuencias de un incidente puede afectar a los datos comerciales, patentes, finanzas, equipamiento, etc pero también a la reputación de una persona, de la marca y en definitiva del negocio. Si aseguramos nuestra vida real, debemos también asegurar nuestra vida virtual, porque entre las pantallas también existe el peligro.

La ciber seguridad en el mundo de las empresas es tan alarmante como intangible. Los ataques van dirigidos tanto a grandes firmas como a pymes y la única diferencia es que las de mayor volumen están preparadas para hacerles frente. Los números son claros. España es el tercer país del mundo que más ataques informáticos recibe. En 2016 se detectaron 115.000 incidentes, de los que 480 afectaron a hospitales y aeropuertos, entre otros.

El número de ciber delitos denunciados ha superado el número de siniestros físicos. Hoy por hoy, para un delincuente, la información es más valiosa que un activo físico.

A nivel mundial, el coste de los ciberataques a empresas asciende a un total de 265 millones de euros. El coste medio para una PYME es de 75.000 a 311.000€ en pérdidas de datos, responsabilidades a terceros, sobrecostes, perdida de ventas, de confianza de clientes…

Este tipo de seguros combina la cobertura de daños propios y la cobertura de responsabilidad civil. Estas son algunas de las coberturas que se pueden contratar:

-Robo y/o perdida de archivos, de ordenadores portátiles, elementos de memoria externa…

-Gastos de gestión de crisis: pérdidas materiales por equipos inutilizados.

-El acceso de personal laboral a la información confidencial.

-Incumplimiento de la legislación de protección de datos

-Ciberamenazas (violación de datos e información privada, reclamaciones sobre la seguridad de la red, piratería o gastos de restauración)

-Pérdidas de ingresos comerciales hasta que los equipos informáticos vuelven a funcionar.

-Cobertura de los “daños de reputación” causados, dando una protección a las perdidas de ingresos efectuadas por la vulneración de la seguridad o de un ataque al servicio.

 

 

 

 

¿QUÉ TIPO DE SEGUROS NECESITAS?

RELLENA TUS DATOS

He leído y acepto la política de protección de datos